+51 978 022 769

El Camino

del Auto Conocimiento

inícialo ahora.

Hola mi nombre es Sandra Buendia, soy Coach de Bienestar Certificada y hoy les quiero compartir información, experiencias, ideas, sugerencias relacionados al bienestar integral.

 

2 palabras Bien y Estar

¿Qué es el bienestar? Viene de 2 palabras Bien, y estar.

Estado de satisfacción, y tranquilidad personal.

 

Aún hay personas que entienden el bienestar como un estado físico, en el cuerpo, lo relacionan con lucir bien físicamente. El bienestar no significa lo mismo para todas las personas, pero es un estado que puede relacionarse directamente con la paz y el camino a lograr la felicidad que todos queremos.

 

OMS Salud… comer sano…atender emociones

Ya la Organización Mundial de la Salud nos refuerza la importancia de entender que la SALUD no solo tiene que ver con el cuerpo, entonces es un estado de bienestar físico, emocional y social, y no solo es la ausencia de enfermedades, como muchos creen. No es suficiente comer sano, tomar agua con limón todas las mañanas, suplementos alimenticios, ir al gimnasio, preocuparse por su físico y hacer tratamientos regularmente, pero si NO atiende sus emociones y aquellas actitudes que la limitan, no se puede decir que está saludable y que tiene verdadera calidad de vida.

 

Entonces Yo empiezo entender… un cambio!

Cuando yo entiendo este significado de bienestar integrar, hace varios años, a raíz de diversos hechos en mi vida, decido empezar un cambio importante, que con el tiempo me lleva a dedicarme al coaching de bienestar. Descubro un camino maravilloso y satisfactorio porque no solo aprendo y me sano yo, pero además, puedo ayudar y acompañar a otras personas en su crecimiento y transformación.

 

Cambio, enfermedades

Estos hechos en mi vida, empiezan con un cambio profesional muy fuerte, algunas experiencias laborales, de emprendimiento, y me doy cuenta que ninguna me satisfacía. Y esto coincide con la aparición de varios problemas de salud:

Azúcar alta en la sangre

Problemas gástricos e intestinales

Contracturas en diversas partes del cuerpo

Primero claro, trato mis docencias y enfermedades médicamente y con terapias, y hago varios tratamientos, algunos que duraron meses; y eventualmente me empiezo a curar.

 

Me conecto alimentos nutracéuticos… mejora alimentación

En este tiempo, me conecto con una empresa de alimentos nutracéuticos y me intereso en explorar opciones más naturales de alimentación, me doy cuenta y me empiezo informar sobre los contenidos en los alimentos, a leer las leyendas, a tomar complementos nutricionales; y leía mucho, veía videos y audios de expertos  en nutrición, incluso di varias charlas al respecto.  Enfoqué mis esfuerzos en mejorar mi alimentación y la de mi familia.

 

Me pregunto por qué me sigo sientiendo así…

Y si bien físicamente me sentía mejor, YO me preguntaba, si estoy sanando mi cuerpo, por qué me sigo sintiendo como me siento.

 

Mis relaciones con mis hijas, mi esposo, mi familia, con mis amistades estaban bien. Si lo pensaba racionalmente, todo debería funcionar bien. Sin embargo, yo tenía un vacío, una tristeza permanente, un descontento general.

 

En Internet, desarrollo personal…

En internet me empiezan a aparecen algunos vídeos y audios relacionados al desarrollo personal, al poder de ser positivo y que todos podemos hacer lo imposible si nos lo proponemos. Voy siguiendo esta temática de desarrollo y crecimiento personal y no contenta con lo que encontraba en la web, voy buscando y tomando talleres presenciales también.

 

Mundo del desarrollo personal…pero aún reprimía emociones…auto se me cruza… pasa factura

Yo me había abocado mucho al desarrollo personal, al poder de ser positivo, que yo puedo lograr lo que quiera, ir más allá de mis límites, pero si bien todo eso es bueno, yo lo entendía en mi mente, pero mi cuerpo y algo dentro de mi no acompañaba a la mente. Y eso me hacía sentir sumamente frustrada.

Yo recuerdo que sucedía cosas como que se me cruzaba un auto en la calle y yo conscientemente bloqueaba esa rabia del momento y me decía, no importa Sandra, respira, tranquila, no pasa nada, no te molestes. Y no me daba cuenta que esas emociones contenidas de todas las circunstancias que ocurrían y que yo no las reconocía por lo que eran, me estaban pasando la factura.

 

Fibromialgia… síntomas…

Ahí es cuando yo escucho la fibromialgia, una enfermedad poco comprendida, e incluso minimizada.  Yo llegué a estar prácticamente inmovilizada. Yo con la justa podía levantarme de la cama,  caminaba como anciana, me dolía todo el cuerpo, no podía dormir, no podía hacer ejercicios, vivía deprimida, muchas comidas me caían mal.

 

Necesitaba mirar dentro de mi…

Este momento fue crucial y aquí es cuando me doy cuenta que necesitaba mirar dentro mi para encontrar mi bienestar, cómo me hacía feliz yo a mí.

Y creo que por primera ver, me nombro a MI responsable de MI!!

 

Entro al mundo energético…

Por casualidades, aunque nada es casualidad, voy conociendo a personas relacionadas a este mundo del bienestar emocional, hice talleres de desarrollo personal, de expansión de la conciencia, de la mente, y sin querer y por intuición llego a un taller de reiki, que es una terapia de sanación energética, que es la que yo practico.  Esta escuela y cada uno de los talleres y terapias que hago cambia mi forma de pensar y de ver el mundo, porque incluye este aspecto espiritual, que era una parte que tenía algo dormida en mi y descubro un mundo que yo antes no valoraba.

Terapias me ayudaron tanto que quise prepararme para sanar a otros…

Mientras tomaba pastillas para controlar el dolor y mejorar mi ánimo, seguía un proceso de psicoanálisis, a la par intensifiqué mis terapias energéticas.  Cuando me doy cuenta que a mi me estaban ayudando tanto, decido prepararme para ser sanadora.

 

Venía del mundo de negocios…

El mundo espiritual es muy importante, sin embargo, sentía que me faltaba un balance, porque yo había ido del mundo de los negocios, de los objetivos, de lo material al opuesto, al espiritual, álmico, a conectarme con algo más allá de mi, con esta energía universal, la fuerza de la naturaleza, de una divinidad, un cosmos.  Y con el afán de complementar mi aprendizaje y preparación para ayudar a otros, decido entrar a una Escuela de coaching ontológico.

 

El coaching ontológico trabaja en el ser. Es una dinámica de aprendizaje transformacional, que cuestiona patrones de conducta y comportamiento habituales, ayuda a identificar las creencias limitantes y a través de conversaciones francas podemos trabajar para conectar a la persona con recursos que los empoderen, con mayor creatividad, protagonismo y proactividad, generando competencias emocionales del hacer, de pensar y de comunicar.

 

Cuando estoy en el proceso para ser coach encuentro en éste la manera de trabajar en ese balance y equilibrio físico, mental, emocional y espiritual que buscaba en mi vida.

El verdadero Bienestar Integral!!!

 

En conversaciones de coach, acompaño a la persona a identificar lo que más duele, lo que no puede resolver solo, qué está molestando, limitando, haciendo sufrir.  Qué está haciendo a la persona cuestionarse cosas.

 

Las emociones están contenidas en nuestro cuerpo, así como nuestros órganos, nuestros huesos, nuestra sangre, nuestra piel. Entonces así como hablo de MI corazón, MI hígado, puedo decir que mis emociones son mías, me pertenecen. Son MI tristeza, MI rabia. Y si son mías, puedo yo manejarlas? Pues sí, pero muchas veces tratamos de controlarlas. Y manejarlas NO es lo mismo que controlarlas.

 

Tristeza…Olla a presión… al no aceptarlas las saco por otro lado…

Al tratar de controlarlas les estamos diciendo que NO las queremos, es mas muchos las bloqueamos. La tristeza por ejemplo, no nos gusta estar tristes, aprendimos que era malo estar triste, entonces nos mantenemos ocupados en quehaceres diversos para no sentir tristeza. Pero qué pasa si mi emoción NO la manejo y más bien la contengo adentro de mí por mucho tiempo, muchas veces… qué pasa cuando una olla a presión no la dejo liberar el vapor de a pocos? Puede explotar! Eso pasa con nosotros. Al no aceptar y manejar nuestras emociones, logramos explotar de diversas formas: nos enfermamos, a veces tenemos vicios, compramos compulsivamente, nos boicoteamos y boicoteaos nuestras relaciones, nos hacemos cirugía plástica tras cirugía plástica. En resumen, lo que estoy haciendo es sacarlo por otro lado, porque no desaparece, sigue ahí, y tarde o temprano nos pasa factura.

Investigaciones médicas….

Las investigaciones médicas dicen que cuando una persona tiene una actitud negativo, es pesimista, baja autoestima y mala imagen de si mismo tiene riesgo de enfermar o morir mas alto que los que son positivos y optimismo.

Cuando la persona es neurótica, dominante, personalidad alfa, acelerado, sentido de prisa, tiene doble de riesgo de infarto.

Cuando es inhibida y pesimista, tiene riesgo de enfermedades autoinmunes y cáncer.

Cuando la persona no tiene paz, tiene mayor riesgo de hacer enfermedades degenerativas, reumáticas, inflamaciones.

La paz, el amor y las buenas relaciones son terapéuticas. El dolor es una manera de gritar frente a la vida lo que no podemos llorar.

 

Todos somos energía… vibrar alto con la fuerza del amor impacto directo positivo vs. vibrar bajo con resentimiento costo en bienestar

Está comprobado que todos somos energía. Nuestro cuerpo está formado por millones y millones de células que vibran y van cambiando.  Si podemos vibrar armónicamente por una fuerza como la del amor, donde físicamente tiene un impacto directo en cómo se ve mi rostro, en la salud de mis órganos, en mi actitud, también podemos vibrar bajo por demasiado tiempo con la rabia, el miedo, la ansiedad y aunque son emociones que me traen mensajes y me ayudan en cierto momento, si me quedo pegado en ellas mucho tiempo, me pueden traer un costo muy alto en mi salud y mis relaciones, en general, en mi bienestar.

 

Cuando llegan emociones de baja vibración, como la frustración, el resentimiento,; generalmente le echamos la culpa al otro, el otro tiene que cambiar. Pero eso nos pone en una posición donde nosotros no podemos hacer mucho o nada. Entonces, si podemos aislar el hecho de lo que pasó, y dejar de lado lo que no podemos controlar de lo que hace o dice el otro, y de nuestras ganas de cambiar al otro o de hacerlos que hagan o digan lo que nosotros queremos o necesitamos, ahí podemos comenzar a accionar.

 

Muchos llegan a mi consulta con alguna dolencia, cansancio mental, malestar físico y/o descontento emocional; buscan un balance en su vida, conectarse con su interior y con su ser espiritual.

 

Me satisface mucho acompañar a las personas en la transformación de su manera de ser en el mundo, trabajar en el cuerpo, las emociones y el lenguaje, pero hay un ámbito del ser que está aún abriéndose camino y es el espíritu, el alma, que para mi es nuestra esencia, esa esencia con la que nacimos y luego nos olvidamos en el transcurso de nuestra vida, mientras construimos nuestra historia.

 

Por eso, yo complemento las conversaciones de coaching con diversas técnicas actuales y ancestrales de sanación holística como reiki y la sanación pránica, cristales, aromaterapia, cromoterapia, imanes, música de alta vibración, entre otras.